Historia

   Javier Padín Martínez, fundador de Malvecin, S.L. comienza su andadura profesional en 1983, centrándose en el sector de la obra pública, con contrataciones principalmente para ayuntamientos, diputaciones y otros organismos oficiales, aunque también trabaja para entidades privadas. El incremento de la contratación tanto en obra pública como privada deriva en la constitución de una sociedad limitada en 1988, con el nombre de Javier Padín Martinez S.L., empresa que continúa con el mismo tipo de actividad que venía desarrollando, especializándose en obra civil, restauración de patrimonio, etc.

    En 1997, motivada por una estrategia empresarial para diversificar mercado y ampliar líneas de trabajo, se modifica el objeto social para abarcar también la contratación de toda clase de obras, gestión de servicios públicos y consultoría y asistencia técnica de los servicios con la Administración; ajardinamientos y construcción de espacios destinados al ocio; campos deportivos, paisajismo, jardinería, gestión, proyecto, desarrollo y mantenimiento en actuaciones tanto en el paisaje (urbano y rural) como en medioambiente en general. De la misma forma se amplía la actividad al mantenimiento espacios públicos y sus instalaciones como parques, jardines, áreas de juegos infantiles y de obra civil de alumbrado público. En el marco de esa estrategia de ampliación empresarial, en 2000 se modifica la denominación social pasando a ser la que tiene actualmente, Malvecín S.L.

    En la actualidad nuestra empresa abarca diferentes líneas de trabajo que podemos clasificar en tres grandes departamentos: Construcción-Obra Civil, Restauración del Patrimonio e Ingeniería del Paisaje (que incluye la parte de informes, proyectos, ejecución y mantenimiento de paisajes urbanos y rurales, campos deportivos, parte medioambiental de centros turísticos, etc., así como la dirección y desarrollo de diferentes proyectos de investigación y desarrollo en el campo de la naturalización de las ciudades).